Ruta Humahuaca

Dioses, costumbres, rezos y rabia se respiran en los escondidos rincones de nuestra América castigada, postergada pero jamás vencida. La Pacha sabia, absorbe el dolor, la muerte y el olvido. Se robaron sus riquezas, saquearon pueblos y quisieron callar el canto del sol. Pero no pudieron vencer a los dioses que custodian el viejo Imperio Inca.

El trayecto que nos lleva bordeando la Quebrada de Humahuaca nos muestra las imágenes que suelen aparecer en los suplementos de turismo de los diferentes diarios de Buenos Aires. La ruta en perfecto estado refleja la importancia de las carreteras para trechos comerciales pero algunos olvidan que detrás de los cerros, donde no hay caminos, hay pueblos, hay comunidades, hay gente, hay vida.

Los olvidados de siempre no serán postergados por esta Revolución que trata de llegar a los lugares donde poca gente llega, a esos lugares que los diarios no acceden, a esos lugares que el estado decide olvidar porque no aparecen en las secciones turísticas, ni son influyentes en los años de elecciones. La Revolución trata de llegar a esa Argentina olvidada para que cada escuela tenga recursos, para que cada niño tenga su pelota.

Fredy, Tilcareño, guía y amigo nos adentra en los senderos, atravesamos ríos y quebradas. Llegamos a una escuela en la Quebrada de Huichaira donde nos reciben poco acostumbrados a que llegue gente de otros lugares. El viaje continua, el camino se vuelve arduo y hostil. Las piedras se vuelven enemigas y la altitud empieza a tomar presencia en este camino alejado de todo. Se gesta y se agranda esta hermandad que nos impulsa.

Luego de una hora llegamos a la Escuela 124 de Volcán de Yacoraite. No hay nadie. Los niños no están, el paro nacional de maestros afecto también a esta tierra olvidada. Decidimos dejarles las pelotas en el patio de la escuela. Decidimos obrar sin esperanza. No conocimos sus caras, no buscamos otra cosa que los chicos al día siguiente se encuentren con la sorpresa de que Revolución Pelota no se olvidó de ellos. Un viaje, como siempre, diferente al anterior, es que en las Revoluciones el arte de la improvisación se vuelve un amigo del camino.

Luego de una semana de ruta, de tierra y de historias, Revolución Pelota entrego 50 pelotas en diferentes Escuelas de la Quebrada de Humahuaca, ubicada en norte de Argentina.


Powered by GT