Tierra Colorada, color revolución

La tierra colorada tiñe las banquinas de la ruta 14. Trepamos el litoral envuelto de  diferentes tonos de verdes y custodiados por cientos de pájaros. Violines y acordeones riegan de música los más de mil kilómetros que separan Posadas de Buenos Aires. El chamamé dice presente en cada pueblo, en cada parada que decidimos realizar. La música es el sabor de esta región.

De la misma manera que las revoluciones dejan huellas, el rojo de la tierra Misionera deja sus manchas en cada uno de los paisajes, en cada uno de los parajes, dice presente, para que todos entiendan que todo lo que se ve es hijo de esta tierra.

Cae la tarde, el crepúsculo del día nos recibe para encontrarnos con Manu, voluntario del grupo Más Diecisiete, un grupo de voluntarios que colabora en el barrio Villa Urquiza, más conocido como Chacra 17. Ahí mismo estos jóvenes ayudan a los chicos del barrio con apoyo escolar y les da la merienda. Acá no hay un bando ganador, acá ganan y pierden todos, si el estudio triunfa o fracasa. 

Este barrio humilde de 93 familias en el centro de Posadas, cuenta con su cancha de futbol y como en todos los barrios, esa cancha fue conquistada y es custodiada por lo más chicos que pasan gran parte de sus días pateando esa pelota. Estudio y deporte es donde apuntan estos jóvenes del grupo. 

Luego de visitar el lugar, ver cómo trabajan y conocer de cerca la realidad y los sueños de los cientos de pobladores de Villa Urquiza, Revolución Pelota repartió 18 pelotas buscando eso que siempre busca, hacer lo que sea necesario para que nunca falte una pelota.
Agradecemos el apoyo y la colaboración de Chevrolet-OneWorldFutbol y Adidas Fund.


Powered by GT